Reglas de la Comunidad

La Escritura de Servidumbre, el Reglamento de Convivencia y las Escrituras de Compraventa de cada una de las parcelas, contienen los derechos y deberes que nos asisten en nuestra doble condición de propietarios con usufructo y goce pleno sobre nuestros respectivos predios, y comuneros con la obligación de compartir los caminos interiores, el cerco perimetral, el cableado eléctrico, el agua, sus tuberías y estanques, la administración, los servicios y  los gastos e inversiones de nuestra comunidad.

A continuación señalamos algunas reglas que nos parecen importantes:

  1. Cada parcelero tiene derecho a 30 metros cúbicos mensuales de agua potable de nuestra producción, siempre que no haya sequía. Por acuerdo de asamblea fue elevada a 40 metros cúbicos mensuales, para todos quienes han pagado la cuota de usufructo de la parcela comunitaria (229), terreno en donde está el acuífero principal de la parcelación.
  2. Ningún copropietario podrá eximirse del pago de los gastos comunes a pretexto de no haber construido su vivienda, o no usar las obras o los servicios que con ellos se pagan todos los meses.
  3. El no pago de los gastos comunes transcurrido el plazo de tres meses está sancionado con el corte del suministro de agua proporcionada por la comunidad. La reposición procede con el pago íntegro de la deuda y de los intereses respectivos.
  4. Los techos deben tener colores amigables con el entorno agreste, como las tonalidades de verde o café, y en ningún caso deberán reflejar la luz solar para prevenir incendios forestales y molestias a la visión.
  5. Las parcelas tienen destino agrícola y/o residencial. Están prohibidas las actividades comerciales, la crianza de animales que ensucian o contaminan, los ruidos molestos, la música por altoparlantes, las carreras y paseos en vehículos y la caza en cualquiera de sus modalidades.
  6. Para conservar el patrimonio forestal y el entorno natural está prohibido cortar o suprimir árboles nativos. Y tratándose de eucaliptus, pinos u otra especie introducida, Corporación Nacional Forestal, Conaf, exige un plan de manejo. Las quemas de vegetación también deben ser autorizadas por Conaf.
  7. Los copropietarios se reunirán al menos una vez al año en asamblea para recibir la cuenta de tesorería y administración, elegir sus dirigentes y aprobar proyectos. Participan todos quienes están al día en sus gastos comunes y los acuerdos son adoptados por la mayoría absoluta de votantes presentes.